Controlar los nervios en una entrevista de trabajo

Controlar los nervios en una entrevista de trabajo

Controlar los nervios en una entrevista de trabajo. Una entrevista de trabajo es una prueba rutinaria y normal, sin embargo, siempre produce cierto nivel de incertidumbre en los candidatos a un puesto de trabajo. Especialmente, cuando el peso de ser un desempleado de larga duración aporta una sensación de incertidumbre elevada.

¿Cómo es posible controlar los nervios en una entrevista de trabajo?

1) En primer lugar, intenta relativizar el contexto y la situación. Es decir, el entrevistador es una persona igual que tú. Evita colocarte en posición de inferioridad ya que puedes hablarle en relación de igualdad.

2) Toma cada entrevista de trabajo como una forma de aprender. Es decir, adquieres más experiencia, mayor conciencia sobre la importancia del lenguaje no verbal, motivación… De hecho, conforme más pruebas realizas te das cuenta de que existen preguntas frecuentes y habituales que siempre se hacen en la entrevista.

3) Intenta pensar en positivo y centrar tu atención únicamente en el momento presente. Nadie puede controlar al cien por  cien su destino, lo único que está en tu mano es dar lo mejor de ti mismo en cada circunstancia. De hecho, a través de una entrevista de trabajo, también es posible poner en práctica la capacidad de aprender a tolerar la frustración. Es decir, aprende a seguir cultivando y esforzándote, más allá de no obtener resultados inmediatos a corto plazo.

4) Sé amable y educado. Y sé tú mismo, es decir, muéstrate seguro y confiado.

5) Sentir nervios ante una entrevista de trabajo siempre es normal. Igual que sucede ante un examen importante o cualquier reto que implica un nivel de concentración y de esfuerzo mayor. Por ello, toma esos nervios como un estímulo, y por supuesto, ten en cuenta que en la medida en que avanza la entrevista, te vas tranquilizando poco a poco de una forma totalmente natural. Céntrate en responder las preguntas, intenta ser natural, pregunta tú también tus propias dudas, muestra una actitud proactiva.

Escucha tus sentimientos y tus emociones. Y confía en la suerte porque al final, las cosas serán como deben ser. En caso de que no seas el elegido en una entrevista de trabajo, debes concentrarte y esforzarte por seguir luchando. Mucha suerte.

Imagen: Entrevista de trabajo

Republished by Blog Post Promoter