Trucos naturales para una buena digestión

El proceso en el cual los alimentos y todo lo que ingerimos se transforma en las sustancias que el organismo necesita para funcionar en condiciones óptimas, se llama Digestión.

La digestión tiene varias etapas y todas ellas igual de importantes, si una de ellas falla, el proceso empezara a tener problemas en una o todas las etapas que le proceden.

La primera etapa de la digestión comienza en el cerebro, este órgano que todo lo controla envía señales al estomago en el momento que percibimos el olor a comida o vemos los alimentos que vamos a ingerir.

La siguiente etapa se desarrolla en la boca cuando el alimento entra y empieza a ser triturado formando una masa con ayuda de la saliva, para ello es muy importante la masticación, cuanto mas lenta y repetida se haga, mas blanda se formará la masa conocida como bolo alimenticio, la función de la saliva es humedecer y preparar el bolo alimenticio para que sea tragado con mas facilidad.

El paso siguiente es cuando el bolo alimenticio se dirige hacia la faringe pasando por el esófago hasta llegar al estómago, donde los jugos gástricos tienen otras funciones como romper en trozos muy pequeños a las proteínas. Cuando los alimentos han sido triturados y aunados en el estomago se dirigen al intestino delgado realizando un largo recorrido.

En el intestino delgado se digieren las grasas y se absorben los nutrientes. La alcachofa es un alimento que por su contenido en sustancias amargas como la cinarina, tiene un efecto positivo que mejora el metabolismo, así mismo para el hígado. Se cree que esta sustancia ayuda además a equilibrar el colesterol.

De todos modos para que el intestino delgado realice su función con éxito, la flora intestinal debe estar sana. Una flora intestinal equilibrada debe fomentar la fermentación para ayudar a digerir mejor los alimentos. Esto se consigue a base de alimentos ricos en bacterias activas vivas como los probióticos.

Los restos de alimentos que no se digieren ni se absorben conforman la materia fecal. Ésta es deshidratada en el intestino grueso donde pasando finalmente por el colon tiene lugar la eliminación.

Para que el proceso de eliminación sea fácil y periódico se puede recurrir a la fibra vegetal como las semillas de lino (que al formar un gel en contacto con el agua, facilitan el flujo de las heces). De esta manera nos aseguramos de evitar el estreñimiento y garantizamos una evacuación regular de los desechos del los alimentos.

El estancamiento de materia fecal en el colon puede provocar serios problemas de salud, ya que al acumularse por mucho tiempo, las bacterias se mezclan con la sangre y terminan por contaminar los fluidos y otras partes del cuerpo haciendo que aparezcan problemas en la piel, cansancio, irritabilidad, etc.

Tucos_naturales_digestión

Alimentos idóneos para una digestión sana

De todos es sabido que las verduras y las frutas son las principales fuentes de fibra natural. La fibra, como hemos dicho antes, aporta volumen y ayuda al intestino a realizar los movimientos necesarios para el recorrido de los alimentos. Una dieta rica en vegetales es el primer paso para una buena digestión desde el comienzo hasta el final.

El agua que, siendo el nutriente más importante para el organismo, debe ingerirse no sólo con las comidas sino durante todo el día. Beber al menos 1 litro de agua al día garantiza en buena parte una digestión correcta además de ayudar a depurar toxinas, a hidratar y humectar la piel.

Los complementos alimenticios que favorecen la digestión

Las cápsulas de alcachofa ayudan a prevenir una digestión lenta o irregular, es aconsejable tomarlas antes de las comidas con el fin de estimular los jugos biliares que participan en la digestión de las grasas y otros nutrientes. De paso son favorables en una dieta de control de peso.

Las semillas de lino por sus beneficios antes mencionados forman parte de una dieta saludable, son fáciles de tomar y no alteran el sabor de las bebidas o comidas.

Los probióticos en cápsulas o en polvo que facilitan el suministro. Tienen diferentes culturas de bacterias que además evitan la acidez y mantienen la salud de la flora intestinal.

También están las infusiones herbales como el anís, el hinojo, la menta, el hibisco y diente de león que estimulan el aparto digestivo cuando se sufre de estreñimiento ocasional o evacuaciones irregulares.

Republished by Blog Post Promoter