hipertiroidismo

Tiroides, fertilidad y aborto

Tanto en el caso del hombre como de la mujer, la glándula tiroides tiene una marcada relación sobre las funciones que cumple el sistema reproductivo. Puntualmente en las mujeres repercute directamente sobre las acciones de los ovarios y en los hombres en las funciones testiculares y reproductivas.

Se calcula que alrededor de un 40% de mujeres con enfermedades como el hipotiroidismo en su vida fértil presentan alteraciones en su ciclo menstrual. Estos trastornos pueden ser muy variados, desde una irregularidad en el tiempo que demora en venir la regla, el tiempo que dura la misma, o la cantidad de sangrado, dado que frente a la enfermedad de hipotiroidismo se altera el ciclo de ovulación femenino y esto en muchos casos puede disminuir la fertilidad.

Por el contrario en el hipertiroidismo la fertilidad no se altera, pero debe ser tratada correctamente si una mujer busca quedar en embarazo, ya que puede implicar severos trastornos tanto para la madre como para el feto.

Aquellas mujeres que presentan una enfermedad tiroidea autoinmune, ya sea hipo o hipertiroidismo deben tener presente realizar las consultas y los tratamientos pertinentes en caso de buscar un embarazo, ya que hay una estrecha relación de la enfermedad con la pérdida gestacional durante los primeros meses. Muchas veces aún cuando el hipo e hipertiroidismo está bien tratados se requieren de controles  endocrinológicos adecuados para evitar en la mujer la posibilidad de un aborto espontáneo. No dudes en consultar con vuestro médico de confianza.

Andrea Gabriela

Que es el hipertiroidismo

El hipotiroidismo es una patología de la glándula tiroides donde la misma produce hormonas tiroideas de más. Suele ser una enfermedad menos común que el hipotiroidismo, y la mayor parte de los casos se da en mujeres. Una de las causas que suele determinar la presencia de hipertiroidismo es otra enfermedad llamada “Enfermedad de Graves”, un trastorno autoinmune que puede ser hereditario.

Muchas veces el hipertiroidismo está causado también por nódulos que se denominan calientes o hiper funcionales alojados en la glándula tiroides, además de la posibilidad de que el hipertiroidismo esté causado por una tiroiditis; la cual se hace presente durante el puerperio o período de post parto.

Hay que recordar que al igual que el hipotiroidismo, el hipertiroidismo requiere de tratamiento y atención clínica por parte de un médico especialista, para que el paciente pueda llevar una vida absolutamente normal, los tratamientos para la glándula tiroides siempre deben ser evaluados cuidadosamente dado que cada caso tiene características particulares y no se adaptan a una terapia común y corriente para todos.

Los síntomas más comunes que presenta el hipertiroidismo son:

-          Pérdida del peso corporal

-          Nerviosísimo acompañado de debilidad muscular, y fatiga.

-          Sudor excesivo por parte del paciente y palpitaciones (aumento de los latidos cardíacos)

-          Temblores en las manos o durante el proceso de habla.

-          Marcado cambio en la estructura de los ojos.

-          Aumento de las evacuaciones intestinales, que pueden llegar a convertirse en diarrea.

Ante la menor duda y la presencia de alguno o todos éstos síntomas no dude en consultar con su especialista de confianza.

Andrea Gabriela