Problemas vasculares

Eyaculación precoz: Tipos y Causas

la eyaculacioìn precoz

La eyaculación precoz se produce cuando un hombre eyacula experimentando un orgasmo poco después de haber iniciado la actividad sexual y con una mínima estimulación del pene. Además, la eyaculación precoz siempre va acompañada de una sensación de malestar y angustia. Por lo tanto, se deben cumplir los dos requisitos para que se considere eyaculación precoz. Se considera que una eyaculación es rápida cuando se produce en menos de dos minutos de haber iniciado la relación sexual. La eyaculación precoz no es algo que pueda controlarse, ya que muchos de los hombres afectados aseguran que les gustaría poder retrasar su orgasmo.

La eyaculación precoz es un tipo de disfunción sexual. Existen otros tipos de problemas relacionados con la eyaculación, como la eyaculación retrógrada y la eyaculación retardada. Cualquier tipo de disfunción sexual puede influir negativamente en la vida de un hombre a todos los niveles, ya que puede provocar una sensación de inseguridad y vergüenza. Por ese motivo, es importante que si crees que sufres eyaculación precoz o cualquier otro tipo de disfunción sexual, pidas cita en una clínica de urología para que pueda examinarte un urólogo profesional.

Hay dos tipos de eyaculación precoz, en el primero el individuo la padece desde su primera relación sexual hasta la última, es decir, durante toda su vida. En la otra, el individuo tiene unas respuestas sexuales normales hasta que de repente, un día experimenta la eyaculación precoz. Muchos hombres aseguran haber experimentado algún episodio aislado de eyaculación precoz durante sus vidas.

Las causas de la eyaculación precoz no son claras. Sin embargo, existen muchas teorías como la masturbación durante la adolescencia, la ansiedad, un complejo de Edipo no resuelto, etc. Todas estas teorías están muy poco documentadas y probadas para que puedan ser una guía factible.

También se han propuesto mecanismos fisiológicos para la hipótesis de las causas de la eyaculación precoz, entre los que se incluyen los receptores de serotonina, la predisposición genética, la elevada sensibilidad del pene y las atipicalidades de la conducción nerviosa.

Otros expertos en el tema creen que este tipo de disfunción sexual tiene relación con el cerebro, exactamente con el núcleo paragigantocellularis que ha sido identificado como parte implicada en el control eyaculatorio. Otros investigadores han observado que los hombres que tienen eyaculación precoz tienen una respuesta neurológica más rápida en los músculos pélvicos. Algunos médicos creen que puede ser causada por la prostatitis o como un efecto secundario de un medicamento.

Es importante tener en cuenta que la eyaculación precoz y la disfunción eréctil son dos tipos de disfunción sexual completamente diferentes, no tienen nada que ver la una con la otra, aunque pueden producirse las dos en un mismo individuo.

Cómo tratar las hemorroides con homeopatía

Las hemorroides son unas molestas inflamaciones que se producen en las venas del recto y el ano. Es el equivalente a las varices que nos salen en otras partes del cuerpo, pero en una zona dónde resultan mucho más molestas y dolorosas. Son causadas por la mala circulación de la sangre en esa zona y por esfuerzos que se realizan al evacuar. Los principales motivos que llevan a las hemorroides son:

  • El sobrepeso: el exceso de peso causa muchos problemas, entre ellos los que se refieren al sistema circulatorio. Si no hay una correcta circulación las venas, sobre todo las de la parte inferior de nuestro cuerpo, pueden verse sometidas a una excesiva presión. La sangre baja a la parte inferior del cuerpo con relativa facilidad, pero si el sistema circulatorio no funciona como es debido el retorno es más complicado. Así las venas soportan más presión de la debida y sus paredes se debilitan y se inflaman. Básicamente esta es una de las principales causas de varices y de hemorroides.
  • Una mala dieta: No consumir suficiente fibra puede ser una causa de estreñimiento. La dificultad a la hora de evacuar nos obliga a realizar grandes esfuerzos que hacen que acuda demasiada sangre a la zona y las venas se resientan y se inflamen. Una vez que ya padecemos hemorroides el estreñimiento las agrava considerablemente.
  • El sedentarismo: no moverse también es causa de mala circulación y de estreñimiento aunque pasar demasiado tiempo de pie, en un mismo sitio, es igualmente perjudicial. Caminar ayuda a que la sangre se mueva como es debido y el vientre se regule.

Qué hacer cuándo ya existen hemorroides

Además de prevenir los factores de los que ya hemos hablado llevando una dieta equilibrada, manteniéndonos en nuestro peso y realizando ejercicio regularmente hay dos tipos de medidas que podemos tomar una vez que las hemorroides han hecho su aparición para evitar que se inflamen y se vuelvan más grandes y dolorosas.

Medidas naturales para aliviar los síntomas de las hemorroides: consisten principalmente en baños de contraste, aplicando agua caliente y agua fría en la zona para estimular el flujo sanguíneo. También es conveniente extremar la higiene y evitar las comidas picantes. Todo esto conlleva un cierto alivio, pero normalmente no son suficientes para mantener a raya los síntomas de las hemorroides.

Medidas farmacológicas: La mayoría de las personas conocen las cremas para las almorranas. Pero estas cremas no se deben de utilizar más que durante periodos muy cortos ya que sus componentes pueden causar alergias cutáneas, problemas de irritación e incluso a la larga una cierta dependencia.

Por suerte, en estos momentos, la medicina homeopática ya ofrece soluciones que nos resuelven la cuestión de cómo tratar las hemorroides con homeopatía.

¿Qué soluciones nos ofrece la homeopatía?

Por suerte, la homeopatía nos ofrece una solución global que trata todos los síntomas de este problema consiguiendo que dejen de doler y escocer. También consigue que dejen de sangrar y, al reducir la inflamación, las hemorroides se contraen y se facilita la evacuación.

Una de las principales ventajas del tratamiento homeopático es que es totalmente compatible con cualquier otro tratamiento médico que podamos estar tomando, ya que su uso no interfiere en ningún otro compuesto.

Mientras que las cremas tradicionales pueden producir alergias y picores esto es más probable que no suceda con el tratamiento homeopático, que tampoco puede causar nerviosismo o palpitaciones al ser absorbido por la mucosa de la zona anal, como si sucede con los ungüentos tradicionales.

Además puede ser utilizado por mujeres embarazadas o que estén dando el pecho a sus hijos y por personas mayores. No constan efectos secundarios por lo que no importa si se padecen otras enfermedades. Además se pueden encontrar diferentes presentaciones del medicamento para administrar en la forma que sea más cómoda para cada persona.

Los productos homeopáticos de Laboratorios BOIRON

Laboratorios BOIRON tienen una gran experiencia en la elaboración y desarrollo de medicamentos homeopáticos. Además han extendido sus estudios a diversos países, entre ellos España, dónde se han realizado ensayos de laboratorio y en el ámbito clínico de muchos de sus productos.

Estos estudios son realizados por médicos facultativos y por equipos de investigación de diferentes universidades que se preocupan de estudiar los efectos de la homeopatía en la salud y también en tratar de explicar a los pacientes como funcionan estos medicamentos en su organismo. Fruto de estos estudios son sus productos para ayudar a combatir todos los síntomas de las hemorroides.

Sin efectos secundarios conocidos, sin interacciones con otras medicaciones y aptos para el uso de personas de todas las edades, los medicamentos para las hemorroides que nos presenta Laboratorios BOIRON son sin duda una de las mejores opciones actuales para aliviar las molestias producidas por un problema que se calcula que puede padecer tres de cada cuatro personas en algún momento de su vida.

Síntomas de un accidente cerebro vascular

Los accidentes cerebro vasculares pueden ser de dos clases, isquémicos, que son los que frecuentemente suceden y tienen lugar cuando un coágulo bloquea u obstruye un vaso sanguíneo por el cual pasa el torrente sanguíneo o bien un accidente cerebro vascular hemorrágico, que tiene lugar cuando hay una ruptura de una arteria o vaso sanguíneo haciendo que éste sangre.

En ambos casos el accidente cerebro vascular necesita de asistencia médica con urgencia, dado que mientras más se extienda el tiempo de atención hacia el paciente, mayores y severas serán las consecuencias. De esta manera se puede evitar que el paciente sufra parálisis trastornos al hablar o problemas visuales y motores, que suelen ser las secuelas que dejan un accidente cerebro vascular.

Identificar un problema como éste en un paciente es sumamente importante ya que de no hacerlo puede resultar fatal e incluso puede llegar a causar la muerte, por eso debemos prestar mucha atención, sobre todo si vivimos por personas de la tercera edad, con problemas de hipertensión arterial, o trastornos cardíacos y de circulación sanguínea.

Los síntomas de un accidente cerebro vascular suelen presentarse repentinamente, y se pueden reconocer claramente:

-          El paciente puede presentar un marcado adormecimiento de un lado de la cara o cualquier otra parte de su cuerpo, sobre todo las extremidades, como brazos y piernas.

-          La pérdida del equilibrio al intentar movilizarse es muy notoria y presenta falta de coordinación en sus movimientos.

-          Dificultad para hablar o expresar lo que le está sucediendo, no comprende cuando se le da una indicación

-         Fuerte y punzante dolor de cabeza

-          Reducción visual en un o en ambos ojos.

Frente a la presencia de alguno o todos éstos síntomas no dude en consultar inmediatamente con su médico de confianza.

Andrea Gabriela

Accidente Cerebro Vascular ¿Qué es?

Seguramente habrás escuchado nombrar muchas veces lo que se llama “Accidente cerebro vascular” o leído la sigla ACV, esta patología se produce como consecuencia de la interrupción o disminución de flujo sanguíneo  hacia el cerebro, y existen dos tipos de accidentes cerebro vasculares, el primero  Accidente cerebro vascular isquémico y el segundo Accidente cerebro vascular hemorrágico.

En el caso de los accidentes cerebro vasculares isquémicos, suelen presentarse particularmente por dos causas:

-          Placas de grasa,  que obstruyen alguna o varias de las arterias que llevan sangre al cerebro y se llaman Ateromonas.

-          Coágulos, llamados también trombos, los cuales se forman cuando existe algún problema cardíaco y se desprenden obstruyendo así las arterias del cerebro disminuyendo la cantidad de flujo sanguíneo.

Los accidentes cerebro vasculares hemorrágicos se producen cuando una de las arterias se rompe a consecuencia de que las mismas están dilatadas, en éste caso recibe el nombre de aneurisma,  y causa una parálisis en el paso del oxígeno y los nutrientes hacia las células del cerebro, las cuales justamente por ésta falla comienzan a debilitarse y se mueren. Recomendamos realizar los chequeos médicos periódicos y llevar una vida saludable, evitando el sedentarismo y la mala alimentación para la prevención de éste tipo de emfermedades.