Preparar la Navidad con ilusión, a pesar de la crisis

muñecos de nieve

La Navidad es una época del año que representa valores de solidaridad por excelencia, ayuda mutua y bien común gracias a ese espíritu que baña los hogares en la recta de final de año. Lástima que ese espíritu, no siga vivo a lo largo de los doce meses. La crisis económica empaña la preparación de unas fiestas que en las últimas décadas ha ido dando un giro radical hacia el consumismo y el materialismo, sin embargo, es posible preparar estas fiestas con tranquilidad y motivación. En Bienestar Natural te damos algunos consejos para lograr este objetivo:

1. En primer lugar, celebra estas fiestas en base a tus posibilidades y a tus recursos económicos. No te dejes influenciar por los demás y ten tu propia personalidad en las compas navideñas.

2. Puedes empezar ya a hacer los preparativos porque si compras desde este instante te será más fácil poder organizar tu presupuesto. No es lo mismo gastar poco a poco que desembolsar de golpe una cantidad importante.

3. Decora la casa para que se note que es Navidad. Puedes poner el árbol o el belén según tus preferencias. En algunos casos, puede ser más que suficiente, con poner el nacimiento para generar un espíritu navideño de fondo.

4. Recuerda esas navidades de tu niñez en donde estabas rodeado del cariño y del amor de todos tus seres queridos. Verás que te sientes especial y diferente, puedes recuperar esa magia que está en tu interior, si pones en práctica una actitud proactiva a la hora de tener una Navidad feliz.

5. Si estás solo, intenta buscar alternativas para celebrar una Navidad bonita. Por ejemplo, puedes organizar un viaje para romper la rutina, también puedes celebrar este día con amigos. O incluso, preparar un menú especial para ti solo y poner en la televisión un programa especial. El Teléfono de la Esperanza también programa actividades para aquellos que están solos.

6. Envía felicitaciones de Navidad a tus amigos y familiares para darles las gracias por todos los buenos momentos compartidos.

La Navidad comercial ya ha comenzado pero todavía no lo ha hecho la Navidad, espiritual.

Republished by Blog Post Promoter