El perdón en Navidad

 El perdón en Navidad Cualquier momento del año es bueno para la paz, la armonía y la reconciliación pero todavía más en fin de año cuando la Navidad es el símbolo por excelencia del amor y del afecto. No siempre nos predisponemos de la forma adecuada hacia estas fechas porque el individualismo cada vez pesa más en la sociedad actual. Sin embargo, es muy importante celebrar con ilusión la Navidad entendiendo que en el corazón siempre debe de reinar la semilla de la esperanza como un nexo de unión básico para estar bien con uno mismo y con el otro.  1.	En primer lugar, piensa que nada es tan importante como para distanciarte eternamente de una persona a la que has querido de algún modo. Incluso en el caso de que ya no tengas contacto con esa persona, eso no significa que le apartes de tu mente ya que forma parte de tus recuerdos.   2.	Visualiza momentos felices que has vivido con esa persona con la que ahora te quieres reconciliar. Piensa en todo lo que ha aportado a tu vida. Disfruta de esos momentos porque forman parte de tu alma y de tu conciencia.   3.	Si quieres hacer las paces con alguien, entonces, la Navidad te da la excusa perfecta para reconciliarte. Por ejemplo, puedes enviarle una tarjeta de felicitación deseándole unas felices fiestas, es una iniciativa sencilla que puede ayudarte a romper el hielo.   4.	Sé honesto contigo mismo y si pides perdón hazlo de corazón. De lo contrario, es mejor que no lo hagas porque los problemas seguirán ahí aunque sea de otra forma.   5.	Disfruta del momento presente dando las gracias a la vida por estar aquí y ahora, es decir, aprovecha las oportunidades que te ofrece la vida para estar en paz y en armonía contigo mismo y con el entorno.   6.	No mires al pasado sino al futuro porque así se vive mucho mejor.

Cualquier momento del año es bueno para la paz, la armonía y la reconciliación pero todavía más en fin de año cuando la Navidad es el símbolo por excelencia del amor y del afecto. No siempre nos predisponemos de la forma adecuada hacia estas fechas porque el individualismo cada vez pesa más en la sociedad actual.

Sin embargo, es muy importante celebrar con ilusión la Navidad entendiendo que en el corazón siempre debe de reinar la semilla de la esperanza como un nexo de unión básico para estar bien con uno mismo y con el otro.

1. En primer lugar, piensa que nada es tan importante como para distanciarte eternamente de una persona a la que has querido de algún modo. Incluso en el caso de que ya no tengas contacto con esa persona, eso no significa que le apartes de tu mente ya que forma parte de tus recuerdos.

2. Visualiza momentos felices que has vivido con esa persona con la que ahora te quieres reconciliar. Piensa en todo lo que ha aportado a tu vida. Disfruta de esos momentos porque forman parte de tu alma y de tu conciencia.

3. Si quieres hacer las paces con alguien, entonces, la Navidad te da la excusa perfecta para reconciliarte. Por ejemplo, puedes enviarle una tarjeta de felicitación deseándole unas felices fiestas, es una iniciativa sencilla que puede ayudarte a romper el hielo.

4. Sé honesto contigo mismo y si pides perdón hazlo de corazón. De lo contrario, es mejor que no lo hagas porque los problemas seguirán ahí aunque sea de otra forma.

5. Disfruta del momento presente dando las gracias a la vida por estar aquí y ahora, es decir, aprovecha las oportunidades que te ofrece la vida para estar en paz y en armonía contigo mismo y con el entorno.

6. No mires al pasado sino al futuro porque así se vive mucho mejor.

Foto – Mujer Tenías que Ser

Republished by Blog Post Promoter